APARTAMENTO EN PEDREGALEJO

Para este proyecto de reforma parcial el cliente quería paredes blancas y colores suaves, pero con un toque de color obtenido con notas de Verde, Azul Marino y Terracota. Incluso la elección de texturas y tejidos se ha pensado para personalizar aún más el espacio y abarcar los gustos del cliente: las cortinas, los cojines y la ropa de cama se mezclan bien entre sí y con el resto del mobiliario, como por ejemplo, el precioso Kimono japonés, recuerdo de un viaje del cliente a Kyoto.
Dormitorio y zona de estar crean aquí una sinergia de tonos que hace agradable la transición del primero al segundo ambiente, aportando calma y una fuerte sensación de relajación... pero con estilo.